25 may. 2011

Cuando Internet y el desarrollo sostenible van de la mano

Estamos viendo últimamente el impacto de Internet no sólo en lo tradicional: enfoque diferente de los negocios, el fenómeno de las redes sociales, etc. Sino también en aspectos menos conocidos, pero no por eso menos importantes. Tal es el caso del avance del servicio de fax por Internet.

Algunos datos para comenzar: entre un 90 a un 100% menos de consumo de papel,  unos 1.800 euros de ahorro medio por año en una Pyme y esto a un mínimo coste de poco más de 3.5 € por mes.

Recordemos que el fax por Internet es un servicio que ofrecen varias empresas y que es muy sencillo de utilizar.
Los fax se envían y se reciben a través de Internet o desde cualquier plataforma de correo eléctrico (Outlook, Gmail, Hotmail…). Todo esto implica el ahorro de impresión de los fax entrantes y salientes, así como la independencia absoluta de una máquina de fax. Además, garantiza la recepción del 100% de los fax, al eliminar el papel, la tinta o la posibilidad de que la línea de fax esté ocupada.

Pero veamos el impacto en el medioambiente. Cada página de fax impresa supone papel desperdiciado y un elevadísimo coste al medio ambiente. En todo el planeta, la superficie de bosque disminuye anualmente en 150.000 m2, es decir, ¡tres veces y media la superficie de un país como Suiza!
Las impresiones en las empresas (incluyendo los faxes) contribuyen en gran medida a este desastre. En España, algo más del 99% de las empresas utilizan un fax, lo que representa que en el mercado hay más de 4 millones de estas máquinas.
Además, la producción del papel conlleva un coste muy elevado en otro valioso recurso natural, el agua, pues se necesitan tres litros para producir la madera equivalente a tres hojas de papel.

Muchas empresas se suman a tratar de reducir este impacto. Cuando pensamos en ello se nos ocurren empresas de muy distintos sectores, pero sobre todo industriales. Sin embargo, muchos servicios, que nunca nos habríamos imaginado, también inciden positivamente en el cuidado del medioambiente, tal el caso de las empresas que comercializan el servicio de fax por Internet. Por ejemplo, la empresa Axiatel colabora con una organización ecologista (Planéte Urgence) que en los últimos años ha plantado más de 3.200.000 árboles en algunas de las zonas más castigadas por la deforestación, como Mali, Indonesia, Haití o Madagascar, entre otros. Gracias a esa colaboración, Axiatel ha contribuido a la reforestación de diferentes zonas de Mali, con la plantación de 6300 árboles.

Más pruebas de que Internet y el desarrollo sostenible van de la mano.